Glenn Hughes regresa a Avilés para celebrar el 50ª aniversario de «Burn»

Cuatro años después de su paso anterior por Avilés y de nuevo con Deep Purple por bandera, Glenn Hughes regresará al Teatro Palacio Valdés para conmemorar el 50º aniversario de la publicación de «Burn«.

El domingo 14 de mayo tendrá lugar la que será segunda parada de la gira estatal que arrancará un día antes en Vigo y llevará al carismático vocalista a Madrid y Barcelona. Si en su anterior parada en Avilés el artista británico ofrecía un espectáculo basado en su paso por la legendaria banda Deep Purple entre los años 1973 a 1976, repasando temas «Burn» , «Stormbringer» y «Come Taste The Band«, en esta ocasión centrará su repertorio en el primer álbum y algunas pinceladas de su trayectoria en solitario. Entradas a la venta próximamente.

Agenda: The Soulbreaker Company + Green Desert Water + Caballo Moldavo en Oviedo

El ovetense Gong Galaxy Club será el epicentro de una nueva venida por estas tierras de los vitorianos The Soulbreaker Company. Habituales de nuestros escenarios, el próximo sábado 4 de febrero estarán acompañados por Green Desert Water y Caballo Moldavo.

Embarcados en la celebración de su 20º aniversario los de Vitoria ofrecerán en Asturias su segundo concierto del 2023 tras regresar a las tablas en casa tras una larga temporada de silencio. Recordemos que su última obra de estudio «Sewed With Light» data de finales del 2018. Cocinando nuevo material con vistas a un próximo lanzamiento discográfico los ovetenses Green Desert Water retoman su actividad en directo tras su paso allá por noviembre por el Spooky Fest. Por su parte Caballo Moldavo presentarán nuevo material perteneciente a ese segundo trabajo de estudio aún sin fecha de publicación. Hard rock, stoner, psicodelia o metal todo tendrá cabida en una velada que arrancará a las 20:30 con la apertura de puertas. Entrada anticipada a 12 euros disponible a través del siguiente enlace a Entradium, en taquilla 15 euros.

Reseña: Delalma «Delalma» (Maldito Records 2023)

Reconozco que el nacimiento de estos Delalma me cogió tan de sorpresa como a todo aquél que no manejase ningún tipo de “información privilegiada”. Servidor, fan insoportable como era de aquellos Avalanch marcadamente evolucionistas con Ramón Lage al frente, dio un brinco al conocerse que el langreano volvía a la actividad tras diez años, se dice pronto, ajeno al mundillo salvo por pequeños chispazos ocasionales. Una colaboración aquí, un guiño allá, pero nada que hiciese presagiar una vuelta en toda regla como la que nos ocupa. No obstante lo interesante del asunto es que el de Sama de Langreo no volvía huérfano y por las buenas sino que lo hacía enrolado en una banda integrada por varios nombres ilustres. A saber: Manuel Seoane (Mägo de Oz, ex-Lujuria, ex-Ars Amandi), Manuel Ramil (Avalanch, Adventus, ex-WarCry, ex-Sauze), Jesús Cámara (Death & Legacy, ex-Zirce) y Dave Lande (Celtian). Era, por tanto, algo más que la vuelta de ese cantante del que usted me habla y el álbum que se nos venía encima bien merecía nuestra atención.

Grabado en los Estudios Tercera Planta con el propio Manuel Ramil a los mandos de la nave y adornado a través del artwork de Gustavo Sazes (Ancient Settlers, The Crown, Angelus Apatrida, Saratoga, Rage…), el álbum fue editado por Maldito Records allá por el 13 de enero.

Es el propio Ramil quien introduce la inicial “Acto De Fe”, afianzando los arreglos de cariz retrofuturista de los que se alimentan no pocas composiciones a lo largo del disco. Que porta de primeras unos riffs nada excepcionales pero sí del todo funcionales, para desembocar en un rock endurecido, elegante y directo. Buenos cambios de ritmo elevan unos estribillos que vendrán a mostrar a un Lage en su salsa. Más que Avalanch, por momentos me recuerdan, quién lo diría, a aquellos Geysser con los que el ex-Paco Jones grabara un tan estupendo como olvidado “El Hombre Sin Talento”. Seoane vuela libre durante el puente central y todo se conduce dentro de parámetros racionales hasta el epílogo. Un más que meritorio arranque.

El prólogo de “Renegar De Ti” ahonda en esos sintes de corte retrofuturista al tiempo que da pie a que Delalma desplieguen un corte más de ida y vuelta, con marcados acentos sinfónicos dando brillo a estribillos y no tanto a algunas estrofas un tanto distraídas. El tronco central, que como manda el libro de estilo almacena la faceta más técnica del combo, muestra a un Seoane más lúcido que brillante, con guiños casi Hansenianos a término. Corte menos sorprendente que, sin embargo intuyo, les puede funcionar mejor que bien en vivo.

Mañana Vuelve A Oscurecer” entra dentro del grupo de las que ya conocíamos antes de echar nuestras garras sobre la obra completa. Y me agrada al tiempo que me trae buenos recuerdos cómo trae de vuelta al Lage más gritón y visceral. Más directa, evidentemente, clásica a más no poder en sus planteamientos, en gran medida autoconsciente pero bien rematada y/o ejecutada.

Tras el tono tirando a hosco de su predecesora, bien está la forma en que “Ritual” reconduce hacia formas más tranquilas. Es un medio tiempo bien tejido y con gancho. Que, de nuevo, no sorprende en cuanto a intenciones pero tampoco puedo decir que falle en sus propósitos. Porque si bien sus riffs, particularmente en estrofas, no podrían ser más sencillos, sirven de perfecto colchón a otra línea de voz en la más pura tradición RamónLagiana. Saneada y ordenada.

En ese descenso a territorios más leves prosigue una, por otro lado, más que interesante “Y Aún Siento Estar Allí”. Viene a aumentar el rango tonal del disco, atreviéndose a derivar sin complejos hacia posiciones más pop, que vendrán a alimentar el contraste que produce más tarde al retornar hacia los grandes tropos del álbum. “En Esta Vida Ciega Hasta Un Sordo Sabe Oír” apunta la letra mientras se produce esa deriva hacia posiciones más poderosas y enérgicas. Por todo ello, por esa cierta extrañeza que destila, por los bien medidos arreglos del puente y el gran solo de Seoane, otra de mis grandes favoritas de este “Delalma”.

En el mismo corazón del disco se sitúa la pequeña “Pido A Dios”, pequeño y elegante oasis, con Ramón Lage en tonos tendiendo a medio orientales, hasta ahora desconocidos en él. Llamativa en cuanto a construcción y beneficiada por esos arreglos de cuerda mansamente acomodados durante el epílogo. Conduce hacia una “La Última Noche”, a la sazón gran balada del debut, que pronto opta par la opulencia en contraposición a la modestia y la levedad de su prólogo. Para fundir batería del smartphone en vivo y destapar la cara más melosa y afectada de la banda afincada en Galicia.

Luz Ni Tiempo”, corte más extenso del álbum, deduzco por ahí también que más ambicioso, es con mucho el que más me recuerda a Avalanch. En especial a cortes como “Las Ruinas Del Edén” o “Niño”. Bien están por ahí esos tonos más orientales. También las voces más graves con las que Lage engarza estrofas, por no hablar de la gran labor que, en el plano puramente melódico, ha llevado a cabo Manuel Seoane. La lírica teatral del puente vendrá a recordarnos que estamos ante un disco conceptual, derivando finalmente en un epílogo aseado y correcto. Otra de las grandes de este tracklist.

Entre la balada clásica y el medio tiempo se posiciona esta “¿Y Ahora Qué?”, que en su acentuada calma vendrá a resultar algo irregular. Crescendos, buenos tonos altos en voces, riffs más funcionales que llamativos y, a término, la sensación de que “La Última Noche” funcionaba mucho mejor que ésta. Y al César lo que es del César, gran solo de Seoane para el epílogo.

Hay algo en la afinación de ciertas guitarras dentro de “El Mirlo” que me hacen pensar en The Edge. El de U2, sí. En cualquier caso, acompañan más que conforman otro buen corte de hard rock. Ejemplar en su clasicismo de contrapuntos bien dispuestos y rodeado de ejecuciones cuanto menos llamativas en su tercio final. Fue uno de los adelantos y no resulta difícil entender los motivos.

Reconozco que “Cárcel De Cristal” ha estado en repeat casi diario desde que Maldito Records estrenase el videoclip allá por octubre del pasado año. Escuchada estos días dentro del contexto del álbum pienso que aún ha sido capaz de ganar varios enteros. De lejos la que dispone de mayor gancho de la docena, con un Lage estelar, los toques justos en cuanto a arreglos y esa escritura en crescendo, tan clásica y a la vez, tan bien ejecutada. ¿Hizo promesas que el disco no alcanza a cumplir del todo? Puede, pero me parece un temazo incontestable.

Sea como fuere, “Delalma” se cierra con esta “Quédate”. Y es curioso como, ahora, me chirrían los tonos altísimos que busca Lage en el largo y atenuado prólogo. Qué duda cabe tienen éstos mejor encaje toda vez el corte reconduce hacia tonalidades más reconocibles, con los que quizá sean los acentos sinfónicos más preeminentes de todo el trabajo. Un último tema tan imperfecto como el disco al que pone candado.

Si bien pienso que es toda una suerte y un lujo tener de vuelta la voz de todo un Ramón Lage, no pienso que “Delalma” sea un debut perfecto. A lo largo de sus más de sesenta minutos se reproducen grandes aciertos, especialmente en cuanto a ejecución, al tiempo que en lo tocante a escritura se reproducen no pocos lugares comunes. Ahí entrarán en juego las expectativas de cada cual. “Cárcel De Cristal” eclosionó en octubre, disparando las esperanzas que alguno de los adelantos que le siguieron vinieron a calmar. No porque fueran malos cortes del todo pero sí porque, desde luego, no volaban tan alto como aquella. En cualquier caso y como digo, son muchas más las cosas que me agradan que las que me molestan dentro de estos doce cortes fluctuantes entre hard, heavy, power, sinfónico y lo que sea que se le pase por la cabeza a Ramil en cuanto a arreglos. Esperando verles ya por estos lares.

Texto: David Naves

Los Suaves: «La Noche Más Suave» también en vinilo

Muy demandado por su inmensa legión de seguidores, verá la luz también en vinilo «La Noche Más Suave» el histórico concierto epílogo a su extensa gira de despedida. Grabado el 11 de septiembre del 2015 en el Recinto La Ería de Oviedo, junto al Estadio Carlos Tartiere y en plenas fiestas de San Mateo, Los Suaves actuaban por última vez en Asturias ante más de 7000 fans acompañados por invitados de lujo como El DrogasKutxi Romero (Marea), Juankar (Boikot), SherpaCarlos Escobedo (Sôber), su ex guitarra Montxo Costoya o Xune Elipe (Dixebra). Recordamos que la versión doble CD + DVD llegaba al mercado el pasado año a través del sello asturiano Santo Grial.

VINILO 1

01 PREPARADOS PARA EL ROCK N ROLL
02 CUANDO LOS SUEÑOS SE VAN
03 PALABRAS PARA JULIA
04 MALDITA SEA MI SUERTE


05 POR UNA VEZ EN LA VIDA con El Drogas
06 NO PUEDO DEJAR EL ROCK con Juankar (Boikot)
07 MALAS NOTICIAS con Kutxi (Marea)
08 PARDAO

VINILO 2

01 DULCE CASTIGO con Carlos Escobedo (Sôber)
02 MI CASA con Kutxi
03 EL AFILADOR con Xune Elipe (Dixebra)
04 ESTA VIDA ME VA A MATAR.

05 DOLORES SE LLAMABA LOLA
06 SIEMPRE IGUAL con El Drogas, Juankar, Carlos Escobedo, Xune, Sherpa y Kutxi
07 YA NOS VAMOS con El Drogas, Juankar, Carlos Escobedo, Xune, Sherpa y Kutxi

Un edición exclusiva de 300 copias numeradas en vinilo azul disponible a través del siguiente enlace:
https://www.santogrialmusicstore.com/producto/vinilo-los-suaves-azul-la-noche-mas-suave-con-artistas-invitados-300-unidades/

Agenda: Valliniello Rock Fest V

La asociación Valliniello Sound City en colaboración con la Factoría Cultural y la fundación municipal de cultura del Ayuntamiento de Avilés, nos traen de regreso el Factoría Rock Fest. Una cita para nosotros ineludible que contará con la participación de las formaciones asturianas Leather Boys y Swap más dos bandas estatales como Midnight Road desde Bilbao y los valencianos Pölvora que visitarán Asturias por primera vez.

Tras su participación en la primera entrega Leather Boys repiten paso por el festival para continuar con la presentación de su lanzamiento discográfico «Born & Reborn In The Seventies» que les llevará en este 2023 a Barcelona, Valencia y varias fechas más por anunciar. El power trio Swap retoma su actividad en vivo pensando en un tercer disco, lejos ya queda su último trabajo en el estudio «This Is The One» publicado en el 2017. Los bilbaínos Midnight Road nacían allá por el 2006 abrazando como bandera el hard rock que han defendido con más de 100 conciertos por la geografía estatal. Presentarán su nuevo disco «Ready For The Fight«, reseña aquí, reeditado el pasado año por el sello internacional WormHoleDeath. Cierra el cartel la formación de nuevo cuño Pölvora, con miembros de Uzhuaïa, Jolly Joker y 13 Millas en su alineación. Hard rock en castellano como carta de presentación en un álbum debut «Fuego y Ceniza» recién editado que les trae a tierras astures en una de sus primeras fechas en vivo.

El festival tendrá lugar el sábado 4 de febrero en la Factoría Cultural con pistoletazo de salida las 20:00 horas. El precio en taquilla será de 12€, la venta anticipada a 10€ está disponible en el Bar Route 66 y Lord Byron de Avilés, Rocket R´n´R Bar en Oviedo, en la Librería Paradiso de Gijón y en la tienda musical Riff And Guitars de Mieres. Estos son los horarios confirmados por la organización:

19:30h Apertura De Puertas
20:00h Swap
20:45h Midnight Road
21:50h Pölvora
23:15h Leather Boys

Crónica: Arenia + Valkyria + Monasthyr (Gijón 28/1/2023)

Fría como un iceberg la tarde noche del pasado sábado en tierras asturianas y qué mejor forma de entrar en calor que con la venida de Arenia, Valkyria y Monasthyr a la gijonesa Acapulco. Así lo debieron pensar las más de cien personas que la otra noche se dieran cita en la capital de la costa verde para otra intensa noche de heavy metal.

Noche que abrirían los locales Arenia, no sin que antes un par de personajes, quien escribe y el 51 % de Piratas De Libertalia, pusieran de relieve una vez más que el escenario es para los músicos. Así pues, presentando aún “La Voluntad De Las Estrellas” y de paso nuevo bajista, el ex-Kuarentena Mario Gómez, vimos a la banda en buen estado de revista. Con un Fran en buena forma como nota positiva y la ausencia de teclas reales en escena que les ahorren el engorro del pregrabado.

Es “Hades” de su segundo trabajo la empleada para abrir fuego. Alterna con cortes del estupendo tercer álbum erigidos ya en clásicos ineludibles como “Retando A La Eternidad” o “El Último Aliento”. El ataque de nostalgia, en palabras del propio Fran, lo brinda “Sangre Eterna”. Y es el propio vocalista quien reconoce “Alcanzar El Sol” como una de sus favoritas.

Aquí el micro se empeñó en aguar la fiesta, esparciendo la voz sólo a ratos durante una parte final del set en la que oiríamos “Ganar o Perder”, con la inestimable ayuda de las dos jotas de Monasthyr, y la obligada traca final que supone “Sigue La Leyenda”, con los Last Days Of Eden Lady Ani y Dani G. acompañándoles en el broche una velada más. Cinco años sin tocar en su casa son demasiados y los chicos, damos fe, se dejaron la piel.

Banda foránea de la noche, sobre el papel quienes más complicado lo habrían de tener, lo cierto es que Valkyria supieron sacar adelante su bolo con una versión algo mejorada con respecto a la anterior cita en que se dejaran caer por estas tierras. Concitando a gente venida de su tierra, su mérito tiene la cosa con la climatología tan adversa que nos azotaba, y mostrándose como una banda sólida y efectiva.

Si su tiempo tiene lo último de Arenia, hay que retroceder hasta 2018 para encontrar lo más reciente de su discografía. Esto redunda, pensamos, en unas canciones plenamente establecidas por el cuarteto vasco y que sobre el escenario de Acapulco ejecutan sin dobleces. Con sendos temas título de sus dos álbumes de estudio estableciendo el buen nivel al que se encuentran, la banda iría picoteando entre ambos trabajos.

Usando terminología NBA, Yeray Hernández se revela como auténtico jugador franquicia aquí. Porque mostró buena voz, mejores hechuras a la guitarra y que sabe cómo meterse al público en el bolsillo. Todo a la vez y sin que su desempeño desmerezca en ninguna de las facetas. Se dice pronto. Ni siquiera olvidó agradecer a Bobby, bajista, su presencia, pese a encontrarse éste “en un momento complicado”. Vayan también desde aquí nuestro ánimo y agradecimiento para él. Cincuenta y pocos minutos que nos dejaron muy buen sabor de boca. Eso sí, buscando ya un tercer trabajo por su parte.

Faltaban Monasthyr por salir, que con el recentísimo relevo en el puesto de batería, traían consigo cierto halo de incertidumbre. Si bien es cierto que la cosa se alargó algo más de lo debido, había que colocar el habitual fuego pirotécnico, no es menos verdad que el Reveal Dani Cabal, sostuvo y de qué forma a la banda afincada en Mieres toda vez desplegó sus alas.

No sería sin embargo una cita fácil para ellos. En especial para Jorge Sanz al micro, quien con entrega y ganas de conectar con la gente supo suplir sus carencias, ampliamente reconocidas por él mismo a lo largo de la noche, mientras detrás suya la banda permanecía en su habitual buen nivel. Porque pronto uno aprecia cómo ha calado su “Eterno Linaje” en una audiencia que tuvieron en el bolsillo desde las primeras notas.

Intro pregrabada y “Cómplice De Traición” dan el pistoletazo de salida. Curiosamente, fue Monasthyr la banda que peor sonido dispuso de las tres. Al menos donde nosotros nos encontrábamos y sin que la cosa llegase nunca a ser catastrófica. Como no sólo de su último álbum vive la banda, bien está ese recorrido por trabajos previos que procuran “La Erosión De Mis Lamentos” y “Seis Infiernos”, para después volver a su álbum del año pasado con “Check In For Death” con Jorge, una vez más, permitiéndose un guiño para con este medio.

De justos decir que el frontman sufriría para defender “Damas De Hielo”, si bien más tarde y a buen seguro agradecería el trasiego de invitados de la parte final del show: para los pegadizos coros de “Luna Maldita” primero y para darle replica en “Solitario” después, con Fran de Arenia calzándose los zapatos de todo un Carlos Sanz. Incluso vimos fugazmente a Axel, miembro clásico de la formación asturiana, subirse en “Eterno Linaje”. El cierre, como no podía ser de otra forma, correspondió a “Ángel Vengador”. No era la noche más fácil para ellos y supieron sacarla adelante con buen hacer y mejores compañías. Así cualquiera.

Fue otra cita con una buena asistencia de público, cuatro de cuatro en lo que llevamos de enero, y parece mentira lo fácil que se acostumbra uno a ver recintos llenos (o moderadamente llenos) después de meses, cuando no años, de vagar por salas semivacías y desangeladas. Si a partir de ahora va a ser o no la norma os lo contaremos seguro aquí, en Heavy Metal Brigade.

Como viene siendo habitual, no queríamos cerrar esta crónica sin mandar un abrazo al 100 % de Piratas De Libertalia, Sara (Noche De Lobos), Pachi Barceló, Jorge López Novales (Diario de un Metalhead), Fernando Casas, Iván Desván, los actuales Monasthyr y también a Axel, Miguel Luarca, Fran (Arenia), Dany G. y Lady Ani (Last Days of Eden), Felipe (Keep The Flame), Nena, Trini, Tito Juanjo y a quien me pueda estar dejando por mi mala cabeza. Ya se vio en mi desastrosa presentación del bolo. Emplazados quedáis para el siguiente.

Texto: David Naves
Fotos: José Ángel Muñiz

Mad Max: Gira estatal con parada en Asturias

Tras varios aplazamientos la gira 40º aniversario de los veteranos alemanes Mad Max confirma cuatro fechas en nuestros escenarios, incluida parada el viernes 31 de marzo en la Sala Ángeles y Demonios de Gijón.

Jueves 30 marzo – Pub Transylvania (Vigo)
Viernes 31 marzo – Ángeles y Demonios (Gijón)
Sábado 1 abril – Urban Rock Concept (Vitoria-Gasteiz)
Domingo 2 abril – Sala Silikona (Madrid)

La renovada formación, en la actualidad solamente continúan de la alineación clásica los veteranos Jürgen Breforth a la guitarra y Alex Kruse a la batería, presentará su último disco de estudio «Wings Of Time» publicado en septiembre del pasado 2022 a través de Rock Of Angels Records y su nuevo vocalista Julian Rolinger. Muy pronto información sobre precios y puntos de venta.

Zurbarán Rock 2023: Primeras confirmaciones

El festival Zurbarán Rock que se celebrará los días 7 y 8 de julio en el Parque San Agustín de Burgos desvela las primeras bandas que formarán parte de la que será su sexta edición.

Los hard rockeros indios Girish And The Chronicles repetirán paso por el festival tras las grandes sensaciones dejadas el pasado año, la formación melódica italiana Edge Of Forever comandada por el infatigable Alessandro Del Vecchio y los navarros Xtasy protagonizan esta primera batería de confirmaciones. El evento que mantendrá su carácter gratuito añadirá por primera vez en su historia un segundo escenario. El próximo viernes 3 de febrero se incorporará al cartel la banda vencedora entre los 14 participantes del  segundo festival de Las Candelas y deja como finalistas a los metaleros Sexma, el combo thrash Grave Noise y los rockeros Perrosdepaja.

Reseña: On The Loose «Midnight» (Autoproducción 2022)

On The Loose es el proyecto donde se desempeña el músico portugués Marco Marouco (bajo y guitarras), quien pasara entre otros por los black thrashers madrileños Omission, además de colaborar con bandas como Sabatan y Decayed. Para este debut homónimo ha sabido rodearse de buenos amigos: el batería João Pedro Ventura, Alex VanTrue en coros y Flávio Lino como voz principal. Rick Thor firma las letras de un disco que se pensó inicialmente como instrumental y terminó evolucionando hasta convertirse en la obra que tenemos hoy ante nosotros. En palabras del propio Marouco: “el disco saldrá el 20 de marzo del 2022, tenga o no sello, el próximo equinoccio”. Bien, hora de escuchar qué esconde este debut.

Midnight” precedió al álbum allá por septiembre de 2021, que ya ha llovido, arranca el disco en pura clave doom al mismo tiempo épico y clásico. La nota de prensa no engañaba cuando decía que aquí convivían por igual Iron Maiden y Candlemass. De los primeros tienen el registro a la Dickinson de Flávio Lino y de los segundos riffs, líneas de batería, incluso la muy reconocible construcción de sus estrofas. Se producirán ciertos desequilibrios en cuanto a producción cuando emerjan los coros de VanTrue y las guitarras dobladas del puente quedan algo desdibujadas por idénticos motivos. Al final un buen arranque al que empañan déficits habituales de este tipo de trabajos autoproducidos.

Deceiver” no descarrila del tono general del disco pero sí que se atreve a entregar una escritura más diversa, así como a enriquecer la mezcla de una mayor presencia melódica. Lino prosigue con sus reconocibles gorgoritos y si alguien sale ganador en este segundo corte ese es el propio Marouco con un trabajo de guitarras, cuanto menos, encomiable. Su solo, ahora, sí que goza de la definición debida, transitando hacia un epílogo tan sencillo y clásico como bien resuelto.

Desire” sí que hará por ennegrecer el tono dominante, enfangándose en las raíces mismas del género y extrayendo de él la versión más seminal y a la vez más cruda. De resultas de lo cual Flávio Lino parece no estar tan cómodo al micro como en el par de temas precedentes, mostrando un registro por momentos entre temeroso y meditabundo. En especial durante estrofas. Lástima porque por lo demás estamos ante otra entrega bien trazada, que si bien nunca alcanza a ser brillante desde el plano puramente técnico, sí tiene las credenciales suficientes como para figurar dentro del bando ganador de este debut.

Una de las líneas de batería más llamativas del disco alimenta una “Path” donde regresará aquella mayor carga melódica que ofreciera la anterior “Deceiver”. Ese fuerte influjo melódico alimenta a su vez un tono que deriva hacia terrenos más épicos, nunca de forma hipertrofiada, tratando de mantener un nexo de unión con el resto de cortes pero arreglándoselas en cualquier caso para resultar más identificable. Tampoco es un corte tan predecible como otros desde el plano gramático y, entre unas cosas y otras, terminará convertida en otra de mis favoritas.

El prólogo de “Lust” porta un tono que, de primeras, me lleva a pensar, aunque sea de forma tímida, más en Paradise Lost y en toda aquella ola británica que en Candlemass o Solitude Aeturnus. Será apenas un guiño inicial, pues Marouco y en especial Lino pronto reconducen hacia tonos más asimilables al resto del tracklist. Es otra entrega bien trabajada desde el aspecto melódico, que además otorga algo más de espacio a la pura exhibición solista por parte del ex-Omission y que si bien no me engancha en la forma en que lo hacen el par de entregas previas, tampoco puedo decir que me resulte fallida. Un poco en tierra de nadie.

Dreamer” es la canción que más se estira en el reloj de todo el disco. Y, curiosamente, una de las que mejor sonido entregan del mismo. El también vocalista de Airforce parece más centrado que nunca en estas primeras estrofas, en especial mientras se maneja en unos tonos medios pareciera que deliberadamente alejados de la inevitable comparación con cierto vocalista nacido en Worksop. Se nota el especial cariño que le ha puesto Marouco a esta larga entrega cuando uno oye la serie de melodías y solos con que engarza estrofas y estribillos. Resultan ágiles y a la vez derrochan clase, funcionando siempre a favor de la canción que los contiene y no en beneficio de egos desmedidos. Corte extenso, que no aburrido, que pone sobreaviso de lo que una banda como esta puede regalarnos en futuras entregas. Si las hubiera o hubiese.

Así las cosas, el final con la triplemente homónima “On Tthe Loose” se me antoja algo más descafeinado. Sea su posición dentro del tracklist, justo después de la entrega más larga del mismo, sea su armazón menos reconocible, que parte de un extraño prólogo, pasa por una carga coral prácticamente desconocida y llegando hasta una serie de riffs no demasiado llamativa. Y es una pena porque ese solo del puente central es estupendo.

Por debajo de otros discos que nos han llegado desde el país vecino en los últimos tiempos pero en ningún caso un trabajo que deba ser pasado por alto entre los fans del doom más embrionario. Entre fans de Candlemass anida el principal caladero para estos On The Loose, evidenciado en unas composiciones claramente deudoras de la banda sueca, con la salvedad hecha del peculiar y resonante registro vocal de un Flávio Lino, salvo detalles, seguro e inspirado. El sonido, nunca espectacular, se puede disculpar tratándose de un álbum autoproducido como este. Y “Dreamer” o “Path” mediante, uno encuentra aquí razones suficientes para creer. El tiempo dirá en qué se quedan.

Texto: David Naves