Tiempos Nuevos: El Altar Del Holocausto de nuevo en Asturias

El ciclo de conciertos Tiempos Nuevos organizado por la Fundación Municipal de Cultura de Oviedo llega a su tercera entrega en su afán por para traer de forma gratuita a las bandas más importantes de la escena contemporánea estatal. Con epicentro en el patio del edificio histórico de la Universidad de Oviedo, por su escenario pasará el combo salmantino El Altar del Holocausto, referencia estatal dentro del post rock.

Con acceso gratuito hasta completar el aforo, la homilía que tendrá lugar el martes 2 de agosto contará con la participación de Grimä, banda gijonesa de punk /crust.

Crónica: Voodoo Grass, Hammercross, Azure y Sombra reviven el Stonefest (Piedras Blancas 1/7/2022)

Rock and roll miscelánea en el parque. Curiosa noche la del pasado viernes en Piedras Blancas, concejo de Castrillón (Asturias), con cuatro propuestas a cada cual más diferente: Voodoo Grass, Hammercross, Azure y Sombra. El lugar: el parque de la Libertad. No sabemos muy bien hasta qué punto afectó el coincidir en el tiempo con un evento tan grande como el Resurrection Fest pero lo cierto es que durante momentos puntuales de la noche no fue poco el público que congregó la cita.

Abrieron Voodoo Grass a eso de las 22:30 con su, valga la redundancia, bluegrass y lo cierto es que, estando lejos del tipo de música que acostumbramos a traer a este medio, se mostraron como una banda más que atractiva. Divertida incluso. Canciones como “Zombie De Barrio” de su reciente “Revolución · Revelación” o “El Viejo Truco” del “Hierba, Polvo y Sangre” de 2018 les funcionan. Y aunque era poco aún el público congregado, no podemos decir que salieran derrotados de la velada.

Tres cuartos de hora donde dejarían una versión de los californianos The Devil Makes Three y que, diferencias estilísticas al margen, no podemos decir que nos aburrieran. Más bien todo lo contrario.

El rock energizado de Hammercross sí puede que se ajuste mejor a un medio como este. De hecho ya tuvimos ocasión de verles junto a Black Beans y Automatic Kafka el pasado diciembre (crónica aquí). Salieron alrededor de las 23:25 con su energía habitual para presentar su flamante Ep “Fire Walk With Me” (Tungunska Media Factory). Pura energía sobre el escenario, enlazan tema tras tema pero es “Fuego”, de ese nuevo Ep, la que pone la nota de color a su directo, con sus ritmos más pesados y su cadencia más marcada.

Una banda de las que no negocian el esfuerzo, se deja la piel y conecta con el público. Público, de hecho, que iría aumentando en número conforme se desarrollaba la descarga del trío.”Disparo” o ”Cien Años Más” disfrutan, además, de gran sonido. Nítido pero contundente. Al final la banda se va tras cincuenta minutos de un show que nos dejó más que satisfechos.

Y le llegó el turno a otro trío, en este caso los instrumentales Azure y su fantástico “Amor Fati” que desde este medio no nos cansamos de reivindicar (y del que tenéis una reseña aquí). Azure arrancan a eso de las 0:30 con “Enkrateia” un show que, de primeras, deja algún que otro desequilibrio en cuanto a sonido. Incluso varios acoples. Errores que se irían subsanando con el transcurrir de la velada, cabe decir.

De hecho “Diatermancia” o “18” se desarrollarían sin mayores problemas, desterrando el regular sonido inicial y aunque la banda nunca alcanza a sonar tan bien como en la anterior ocasión que les pudimos ver, sí que lo hizo de acuerdo a lo exigible para una cita de estas características.

Constelación VI” puso fin a un show de poco más de una hora donde el trío confirma que son una de los secretos mejor guardados de la actual escena asturiana. Creemos que su debut es un gran disco y clase y tablas les sobran. Les deseamos lo mejor.

Tiempo para la última cita de la noche, la de Sombra con su psicodelia instrumental y los ya ex-Acid Mess Borja Vázquez, Juan Villamil y Miguel Ruiz. Con bajón considerable de público y una propuesta tan curiosa como llamativa, Su psicodelia instrumental inundó el parque de la Libertad pocos minutos antes de las 2:00. Cabe decir que con cierta frialdad, acusando tal vez cierta falta de rodaje, pero apostando siempre por el rock más lisérgico y alucinado.

Con la extrañeza de su propuesta y el poco público presente durante su desempeño, no podemos decir que fuese la noche más propicia para la banda. Pero su propuesta no deja de ser interesante y habrá que estar atentos a la continuidad de la misma.

Y hablando de continuidad, la del propio Stonefest, del que ojalá podamos ofreceros buenas nuevas en un futuro no muy lejano.

Texto: David Naves
Fotos: José Ángel Muñiz

Reseña: Tierra Santa «Destino» (Maldito Records 2022)

Son veinticinco los años que cumplen los riojanos Tierra Santa en el presente 2022 y qué mejor manera de celebrar una fecha tan remarcable que con un nuevo álbum de estudio. Aquí sigue el dúo de siempre, el formado por Roberto Gonzalo en bajo y coros junto a Ángel San Juan en guitarras y voz, junto a los cuales encontramos ahora al batería ex-Aposento Francisco Gonzalo Castillo, el guitarra Dan Díez y el teclas Juan Antonio San Martín. “Destino”, que así se llama este duodécimo trabajo de la banda, contó con Karlos Arancegui como músico invitado y fue grabado y mezclado por el propio Juan Antonio San Martín junto a su hermano Javi en el Sonido XXI Studio y posteriormente masterizado por Enrique Soriano en Crossfade Mastering. Con artwork de Nayra Lopez, el disco se encuentra en la calle desde el pasado 10 de junio a través de Maldito Records.

Si la influencia de Iron Maiden ha sido siempre fácilmente palpable en la música de los riojanos, el prólogo de la inicial “Por El Valle De Las Sombras” hace poco y nada por ocultar ese gusto de San Juan y los suyos por la banda de Steve Harris. Corte bien construido para abrir el álbum, de riffs un tanto distraídos, revestido de un sonido a la altura de las circunstancias. Culminan con un estribillo apoyado en unas teclas que desarraigan de la Doncella y se acomodan en tonos más clásicos, cercanos a Rainbow. Echo de menos, eso sí, algo más de recorrido para ese solo que adorna el epílogo de forma un tanto timorata. Buen arranque en todo caso.

Mi libertad” aplica algo más de mordiente a la mezcla. Sus riffs se aceleran, la batería de Gonzalo cabalga a buen ritmo y, a falta de una letra sin tantos lugares comunes, bien está la línea vocal de Ángel aquí. Nadie, y mucho menos quien escribe, va a descubrir a estas alturas que el de Logroño no pasa por ser el vocalista más dotado de nuestra escena. Ni falta que le hace. A veces conocer tus propias limitaciones también es vencer. Porque el caso es que su desempeño aquí tiene el gancho y carisma requeridos para un corte vivaracho y atractivo como este. La banda destapa, ahora sí, todo lo mejor de su arsenal técnico con buenas guitarras dobladas durante su tronco central y todo carbura, presumo, para convertir a este segundo corte en un fijo en sus directos.

Agradable ese deje más hard que dibuja “El Dorado”, ateniéndose a grandes rasgos a todos los tics del género. Desde la cuidada construcción de sus estrofas, la buena selección de riffs (ahora sí), hasta la cuidada línea de voz de San Juan, todo cuadra. ¿Todo? Es cierto que hay algún solo que otro un tanto disociado del conjunto. Que me agrada solo a veces pero tampoco creo alcance a empañar el resultado final. Elegante y cuidado epílogo, por cierto.

Es en temas como “Crucé El Infinito Por Ti” donde echo en falta una voz con algo más de garra y empaque. O unos coros que den más apoyo al desempeño de Ángel. La cabra tira al monte, ya se sabe. Y es que por lo demás es una entrega correctísima, de ritmos vivos y una batería sin grandes alardes. Que dispone buenos solos. Llevada adelante con la sabiduría que da el llevar dos décadas y media en este negocio. A fin de cuentas no puedo decir que me disguste pero sí que encuentro ofertas en “Destino” con las que empatizo en mayor medida.

El Poder De La Tormenta” pasa por ser el tema más extenso del álbum. Con truco, eso sí, por el tímido prólogo que habrá de darle pie. Arranque tímido y calmo que derivará hacia un medio tiempo deudor de Axel Rudi Pell y propuestas circundantes. Elegante en su conjunto, bien construido, revestida de los solos que eché en falta en “Por El Valle De Las Sombras” y, tal vez, la que mejor partido saca de la buena producción que tiene el disco.

De nuevo muy Maiden esta “Destino” que da nombre al duodécimo trabajo de la banda, que me retrotrae al primer tema del álbum y se reviste de una faceta solista muy Smith & Murray, como no podía ser de otra forma. Sencilla, directa y, presumo, muy del gusto de sus fans de toda la vida. Reconozco que me deja algo frío, si bien agradezco la omisión de la rima “camino, destino”. Broma interna. Discúlpenme.

Pecado De Ángel” no da nombre al álbum pero sí que fue la elegida como adelanto del mismo. Sigue en una onda muy Iron Maiden. Por ser concretos, en especial sus discos de finales de la década de los ochenta. Y sin abandonar ese influjo tan reconocible, lo cierto es que me resulta mucho más redonda de su predecesora. Todo sin tener ni mucho menos el estribillo mejor medido del álbum, pero bien construida al fin y al cabo.

Hay baladas de amor, de arrepentimiento, de desamor… “Siempre” es de las primeras. Y de forma orgullosa. Bien arreglada, construida con buenos crescendos, quizá haga por evidenciar alguna de las carencias de Ángel al micro, pero no es menos cierto que en su conjunto resulta casi intachable. El inicio, que puede recordar incluso a Queen, desaparece en pos de la «power ballad» de toda la vida.

En “La Fuente De La Juventud” será Rata Blanca el nombre que acuda varias veces a mi subconsciente. En especial durante estrofas. Es otro corte construido a la manera clásica, que siento se queda un tanto a medias por lo reducido de su desarrollo. Y es una pena porque no me parece que tenga un mal estribillo e incluso parece que Gonzalo resulta más suelto tras la batería. Pero en términos generales no me termina de cuajar.

Gran Alma” se encuadrará dentro de los cortes más vivos del disco. Por contra, arrastra riffs un tanto desdibujados, una línea vocal por momentos algo atropellada y un estribillo sin alma. Si algo salva a esta penúltima entrega es una faceta solista disociada del resto del álbum. En absoluto solidaria al tema que la acoge, pero llamativa en todo caso.

El sentido medio tiempo final “Mi Madre”, algo así como el “Ecos De Vida” de Avalanch, resulta profundamente refractario a los grandes «leitmotivs» del disco. Y sin que se me enfade nadie, las comparaciones son odiosas. Es un corte que, quien más, quien menos, puede sentir como suyo, pero resulta algo torpe por construcción y no digamos ya por interpretación. Sin pretender uno enfadar a nadie, Dio me libre.

Si “Destino” fuese un vinilo, podría decir sin temor a equivocarme que una de sus caras me resulta mucho más satisfactoria que la otra. En especial gracias a cosas como “Mi Libertad” o “El Dorado”. En lo que vendría a ser su cara B sí que conecto en buena medida con “Pecado De Ángel” pero poco o nada con todo lo demás. Quizá uno esperaba algo más especial por su 25 aniversario, que se dice pronto, y el resultado final deja un poco a medias. Al menos a quien escribe.

Texto: David Naves

Atardeceres Musicales 2022: Teksuo + As Life Burns en Laviana

Dentro del ciclo de conciertos «Atardeceres Musicales» organizado cada verano por el Ayuntamiento de Laviana destaca para los amantes del metal el protagonizado por Teksuo y As Life Burns.

Los jardines que rodean la casa natal de Armando Palacio Valdés en Entrialgo serán de nuevo el escenario de evento. Teksuo repite actuación tras su paso el pasado año (crónica aquí) mientras que As Life Burns, que se caía a última hora de la programación del pasado año, añade una fecha más a la presentación en vivo de su último EP «Polar» (reseña aquí). La cita de carácter gratuito tendrá lugar el viernes 26 de agosto a las 8 de la tarde.

Avantasia: Nuevo disco en octubre

Bajo el título «A Paranormal Evening With The Moonflower Society» y de nuevo a través de Nuclear Blast, verá la luz el 21 de octubre el 9º trabajo discográfico de Avantasia.

01 Welcome To The Shadows
02 The Wicked Rule The Night
03 Kill The Pain Away
04 The Inmost Light
05 Misplaced Among The Angels
06 I Tame The Storm
07 Paper Plane
08 The Moonflower Society
09 Rhyme And Reason
10 Scars
11 Arabesque

Once nuevas canciones producidas por Tobias Sammet y Sascha Paeth para dar forma a un álbum que desvela su portada, obra del diseñador sueco Alexander Jansson. El primer adelanto “The Wicked Rule The Night” cuenta con la colaboración de Ralf Scheepers:

Así define Tobias Sammet la nueva obra:

Habiendo ideas relacionadas con las primeras canciones de 2018/2019, con la producción, orquestación, teclados, arreglos, detalles y cada pequeño aspecto en los que personalmente me involucré tan profundamente, este álbum no podría no ser personal o estar muy cerca de mi punto de vista. He tenido tiempo y nada que hacer estos últimos dos años y medio, ha sido un tiempo tan lento en la vida musical y mi estudio Mysteryhausen sirvió como un portal a otro mundo, lleno de música y encuentros locos con mis musas manteniéndome esperanzado y cuerdo. Estoy muy orgulloso de este álbum, algunas de mis mejores y más emotivas canciones están aquí con algunas interpretaciones vocales extremas y también con los invitados especiales más poderosos hasta la fecha. ¡No podría estar más feliz con el resultado y cuando lo escuches, sabrás el porqué!

Striker Spain Tour 2022: Mad Rovers banda invitada en Asturias

A la tercera va la vencida para la inminente gira por nuestros escenarios de los canadienses Striker. Aún así todavía nos sorprenden con algunas novedades, en este caso la confirmación de los gijoneses Mad Rovers como banda invitada en su paso por Asturias el lunes 18 de julio.

Con un precio de 12€ en venta anticipada y 15€ en taquilla, la venta física está disponible en la Cervecería El Lúpulo Feroz de Oviedo y online a través del siguiente enlace a Wegow.

Vuelve el Atalaya Rock: Sphinx primera banda confirmada

El regreso del Atalaya Rock ya tiene fecha; se celebrará el sábado 15 de octubre en su ubicación habitual, la localidad vallisoletana Pozal de Gallinas. Tres años después de su última entrega todo volverá a la normalidad para un evento gratuito que tiene a los gaditanos Sphinx como primera banda confirmada de un más que esperado retorno.

La banda repetirá actuación en Pozal de Gallinas tras su paso en el año 2009. En esta ocasión ofreciendo un show especial basado en sus 3 primeros discos más alguna sorpresa.

Rock Imperium 2023: Deep Purple primera confirmación

Apenas unos segundos después de la actuación de Scorpions en el pasado Rock Imperium, las pantallas de vídeo anunciaban no solo la segunda entrega del festival cartagenero para los días 23 y 24 de junio del próximo año sino la venida de Deep Purple como primera banda confirmada.

Mientras tanto continúan los cruces de declaraciones debido a la cancelación unilateral por parte de Whitesnake de su actuación en el evento. Según la organización a las 13:23 horas del sábado 25 de junio, apenas unas horas antes de su actuación y con gran parte de la escenografía de la banda preparada, recibían una llamada del agente de Whitesnake indicando que Tommy Aldridge estaba muy enfermo con fiebre alta y que no podían tocar. Se apela al profesionalismo de la formación para no dejar a los fans tirados, pero su agente fue contundente, afirmando que la actuación está 100% cancelada y que la salud de Tommy Aldridge es la razón. Se solicita un comunicado oficial para informar oficialmente a la audiencia que no llega, anunciando el suceso oficialmente a las 14:40 la cancelación a través de las redes sociales y pantallas del festival. A las 18:15 horas no llega un comunicado por parte de Whitesnake aunque sin especificar las causas de la cancelación, solicitando un parte alternativo con dichas explicaciones advirtiendo a la banda de la incursión en un grave incumplimiento de contrato al cancelar su espectáculo sin causa justificada. Tras dichos antecedentes surgen amenazas con denigrar al evento con quejas absurdas e infundadas sobre problemas de organización para poder realizar su show. Una mentira absoluta, ya que su equipo estaba casi listo para la prueba de sonido. De hecho, 42 de las 43 bandas programadas actuaron sin ningún problema. A la hora de escribir este comunicado, todavía no sabemos por qué Whitesnake no viajó a Cartagena para jugar, dejando tirados a todos sus fans españoles y tratando de justificarlo con excusas, pero sin dar justificación alguna.

¿Tenemos cosas que mejorar? Por supuesto, ya estamos tomando nota de todos vuestros comentarios y para el próximo año habrá muchas mejoras, sin duda. Pero estamos absolutamente decepcionados y tristes de que el mal comportamiento de una gran banda como Whitesnake, que nos ha dejado a nosotros y a VOSOTROS sus fans varados, haya empañado la imagen del festival de una forma tan injusta.

Reseña: Runa Llena «Aon» (Maldito Records 2022)

Disco debut para Runa Llena o “los desahuciados de Oz”, pues aquí encontramos a dos ex de la banda del autodenominado Txus di Fellatio: los guitarras Frank y Carlitos junto a Joaquín ArellanoEl Niño”, quien fuera batería de directo de la banda, además del bajista Alex Tormentor, el teclista Eduardo Ortiz (Perfect Smile, ex-Ad Astra, ex-Nova Era…), el violinista Santiago Vokram (José Andrëa y Uróboros) y la voz de Nacho Ruiz (ex-Santelmo, ex-Arwen, ex-Perfect Smile…). Este su primer disco “Aon” fue sido grabado y mezclado durante 2021 en los NewLife Studios (Madrid) de la mano de José Garrido y Daniel Sabugal, y posteriormente masterizado por Tony Lindgren (Amorphis, Wolf, DragonForce, Orphaned Land…) en Fascination Street Studios de Suecia.

Todo la pompa y el boato esperables para la introducción “Aon Overture”, cinemática que me retrotrae al Hans Zimmer menos experimental, y que viene a servir en bandeja una “Keltoi” que pronto pone sobre la mesa el tipo de folk-metal que uno cabría esperar de una banda como esta. Aquí se acomoda un sencillo solo de guitarra durante el prólogo y que vendrá a dar pie a las primeras líneas de voz. El sonido cumple con su cometido. Sin alcanzar a ser brillante, cierto es que a veces es tal la amalgama de instrumentos presentes en la mezcla que ciertos desequilibrios parecen intrínsecos al tipo de música que desarrollan. Agradables despliegues solistas durante el puente central, apoyados a veces en riffs un tanto recurrentes. En resumidas cuentas, un arranque diverso y bien armado, que no brillante:

Lado Oscuro” hará honor a su nombre mientras muestra a los Runa Llena más pesados en un llamativo prólogo que virará más adelante hacia un metal mucho más luminoso, todo rodeado por un tono que me recuerda, y no poco, a los abulenses Dünedain. Esta diversidad tonal que experimenta este tercer corte le viene que ni pintada al registro de Nacho Ruiz, que teje aquí una línea de voz tan poderosa en los bajos como cristalina en los altos. Nada desdeñable de igual forma esos buenos engarces entre estrofas, si bien pienso que a los solos del puente central se les podría haber dado algo más de espacio. Otro corte resultón en todo caso.

Un Nuevo Comienzo” solidificará esos tonos más oscuros que ya se atisbaban en el corte anterior, personificados en un prólogo crudo y técnico a la vez, que vendrá a dar pie a unas estrofas desnudas desde las que Runa Llena construyen una suerte de corte bifocal, en constante diálogo consigo mismo, que juega al gato y al ratón mientras introduce, eso sí con timidez, su cara más sinfónica. Hay detalles muy Hansen en solos, voces más chulescas y rockeras (valga la redundancia), curiosos arreglos y, en definitiva, la cara más ambiciosa de la banda en cuanto a composición. De mis favoritas de este “Aon”.

Mi Universo” se salpica de toda una serie de sintes retrofuturistas, tan en boga, para un corte que quizá adolezca de unos riffs algo más originales. Pero un corte que en su deriva más power acostumbra siempre a funcionar. Y lo hace porque tiene gancho y es ahí donde entiendo su elección como anticipo:

Primera Llamada” es el tema más extenso del álbum y, de primeras, el que más habrá de recordar a Mägo de Oz. Curiosa, por tanto, la deriva que toma a continuación, europeizándose mientras funde esos tonos más festivos con arranques de doble bombo con alguna que otra melodía por ahí escondida que me recuerda, lo que son las cosas, a Aina. Conecto en gran medida con toda su parte central: los toques más sinfónicos, el llamativo e incluso diría que sorprendente solo de violín y el pasaje calmo al que da pie. Bien está ese epílogo con un estupendo Nacho Ruiz al micro.

El alma de Howard Shore alimenta el calmo prólogo de una “Dagda, el druida irlandés” donde el parecido, casi diría que los paralelismos, con la banda sonora de “El Señor de los Anillos” de Peter Jackson son del todo evidentes. Casi palpables. Hecha la salvedad, lo cierto es que toda vez irrumpe la cara puramente metálica de la banda, cualquier parecido es pura coincidencia. ¿O tal vez no? Instrumental en todo caso a mayor gloria de los músicos aquí presentes, donde se incluyen los Saurom Paco Garrido y Narci Lara, que no dudo se le pueda atragantar a más de uno.

Así las cosas, “Inspiración” nos devuelve a los Runa Llena más metálicos. No obstante, mostrará una de las estrofas mejor construidas del disco. Pintonas con esos crescendos tan cuidados, con otro fantástico Nacho Ruiz al micro y donde apenas hecho en falta unos coros mejor empastados con el resto de elementos presentes en la mezcla. Aquello que comentaba al comienzo de los equilibrios. En cualquier caso otro corte que debería ser un fijo en sus directos, con interesantes guitarras dobladas, una base rítmica firme y un gran estribillo.

Mi Momento” sigue percutiendo sobre esa línea más metalera, que se evidencia en la urgencia de unos estribillos que cabalgan a lomos del incansable doble bombo de Arellano. Claro, por escritura mucho más sencilla y directa que otras ofertas del álbum, pero llamativa en todo caso por el indisimulado aire neoclásico que expelen sus solos de violín y guitarra respectivamente. Puro y cristalino power metal, quién nos lo iba a decir.

Nunca Apagarán Tu Luz” regresará a donde lo dejaron “Lado Oscuro” o “Un Nuevo Comienzo”, afianzando esos tonos oscuros en un prólogo que pronto da pie a la elegante desnudez de unas cuidadísimas estrofas. Bien construida y mejor ejecutada, si bien no termino de conectar con el tipo de letra que entrega. Cuestión ésta únicamente personal, tan válida o no como cualquier otra:

Es tal la calma que destila el prólogo de “Tu Luz” que el primer nombre que acude a mi mente es el del escocés Mark Knopfler. Nada menos. Si bien después la banda reconducirá esta balada hacia terrenos más reconocibles, marcada carga sinfónica inclusive, para terminar tejiendo otro de los grandes puntales de este “Aon”. El medido crescendo que dibuja, el estupendo solo de su puente central y cómo Ruiz lo reviste incluso de cierta chulería, entroncando de forma deliberada o no con la anterior “Un nuevo comienzo”. Francamente estupenda.

Océanos De Soledad” nace para ser una de las entregas más festivas de este “Aon”. O al menos parece pretenderlo durante su prólogo, pues la banda redirige después hacia un metal más vivaracho, incluso contundente, con el omnipresente violín de Vokram ejerciendo de enganche entre estrofas primero, de background en estribillos después y batiéndose finalmente en duelo con las guitarras en su tronco central. En el bando ganador del disco, aunque sea por los pelos.

Hay algo la final “Actos De Fe” que no dejará de recordarme a unos Avalanch del infravalorado “El Ladrón De Sueños”. Es un cierre que pone en liza la cara más pesada de estos Runa Llena. Que olvida toda clase de metáforas para entregarse a una letra sin dobles sentidos que valgan. Un corte final donde los estribillos vendrán a colisionar con el resto de la composición de manera muy marcada. Un último corte de altos y bajos con el que no he llegado a conectar del todo.

Setenta minutos de música. No se puede decir que a Runa Llena les falte ambición. Aunque después uno encuentra mucho lugar común en las letras o desequilibrios en cuanto a producción que empañan, sin emborronar, lo que no deja de ser un buen disco. Máxime para tratarse de un debut, por mucho que haya músicos de reconocida trayectoria envueltos en él. Se sorprenderá en todo caso quien acuda aquí esperando unos Mägo de Oz 2.0, pues la banda ha demostrado tener las miras mucho más allá de la simple comparación. “Aon” sigue la estela de su banda madre, claro está, pero habita más cómodo entre marcados ramalazos power, los guiños cinemáticos y sus sintes retrofuturistas, todo (o en buena parte) sobre trazos cuidadísimos y entre notables desarrollos técnicos. Dentro de la escena estatal, al menos para quien escribe, la más llamativa de las sorpresas en lo que llevamos de 2022.

Texto: David Naves